La dieta BARF para gatos - Vitalveterinaria
Veterinaria que aplica la medicina natural integrada con la medicina convencional, especialistas en acupuntura, homeopatía y fisioterapia. Somos la única veterinaria con terapias naturales integrativas en la comarca de Alcázar de San Juan
medicina natural, acupuntura animal, homeopatía animal, fisioterapia animal, veterinaria, mascotas,
15977
post-template-default,single,single-post,postid-15977,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

La dieta BARF para gatos

alimetación barf veterinarios

La dieta BARF para gatos

La dieta BARF es una dieta que trata de semejar la alimentación de las mascotas, en este caso los gatos, tal y como lo harían de forma natural, es decir con alimentos crudos. BARF es el acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food, lo que significa dieta de comida cruda biológicamente apropiada.

 

Este método de alimentación fue desarrollado por el veterinario australiano Ian Billinghurst. Los defensores de la dieta biológicamente apropiada defienden que la comida comercial para mascotas genera problemas de salud. El argumento principal es que los animales domésticos han comido durante miles de años alimentos crudos. Y no es el único. Entre las razones se esgrime que:

  • Los procesos de cocción a los que son sometidos los alimentos destruyen y reducen los nutrientes. Entre ellos vitaminas, minerales y enzimas. Además reducen su capacidad para digerir los aminoácidos. Tal y como demuestran diversos estudios realizados en ratas con comida para gatos.
  • Ante la pérdida de nutrientes los fabricantes deben añadir de forma artificial los nutrientes perdidos en los procesos. Estos suplementos no son de la misma calidad que los perdidos.
  • La mayoría de los dueños que han cambiado la dieta a sus mascotas reconoce una mejora en el estado general.
  • Además, la comida comercial, en particular la que se elabora con alimentos secos, contiene una gran cantidad de cereales. Un alimento que ningún gato consumiría, ya que son animales carnívoros. Su aparato digestivo y metabólico está adaptado al procesado de carne y no de cereales. Incluso si lo comparamos con un perro, este último procesaría mejor el cereal que un gato.
  • Algunos veterinarios advierten que las bacterias de los alimentos secos o enlatados y croquetas comerciales se adhieren a la dentadura. Como consecuencia, proliferan bacterias provocando malestar y enfermedades. La incapacidad de procesamiento del cereal generaría la proliferación de bacterias productoras de toxinas en el intestino grueso. Estos tóxicos podrían llegar a la circulación sanguínea a través de la pared intestinal. Como efecto podrían verse afectado el resto del cuerpo.

Entre los beneficios que se atribuyen a la dieta BARF se incluye:

  • Mejor salud dental
  • Estimulación mental
  • Mayor actividad y energía
  • Mayor salud

Además de estas conclusiones, los defensores de la dieta Barf también se basan en las conclusiones del investigador Francis M. Pottenger en la década de los años 30.