Desmintiendo Mitos Sobre Los Perros (Parte II) - Vitalveterinaria. Veterinario de Perros, Gatos, Cobayas, Hamster, Pájaros y Aves en Alcázar de San Juan
Veterinaria que aplica la medicina natural integrada con la medicina convencional, especialistas en acupuntura, homeopatía y fisioterapia. Somos la única veterinaria con terapias naturales integrativas en la comarca de Alcázar de San Juan
medicina general para animales, medicina natural, acupuntura animal, homeopatía animal, fisioterapia animal, veterinaria, mascotas,
16287
post-template-default,single,single-post,postid-16287,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

Desmintiendo Mitos Sobre Los Perros (Parte II)

Desmintiendo Mitos Sobre Los Perros (Parte II)

Hace poco compartíamos con vosotros una curiosa selección de mitos sobre los perros con la intención de desmentir de una vez por todas algunas falsas creencias sobre estos animales. Puesto que es un tema muy interesante y aún hay muchas ideas erróneas sobre los canes… aquí tenéis una nueva recopilación de mitos.


× Los perros mestizos NO son más fuertes

Hay quienes aseguran que las mascotas de raza siempre están enfermas. El hecho de que los perros de raza únicamente puedan combatir las enfermedades de la forma en la que lo hace su propia raza, no indica que siempre estén enfermos. Asimismo, los perros mestizos también se encuentran expuestos a enfermedades. Pese a su organismo tiene más maneras de enfrentarse a la enfermedad, también pueden caer enfermos. Es decir, no es que sean más fuertes, es que disponen de más recursos para combatir enfermedades.

× Los perros NO ven solo en blanco y negro

A diferencia de lo que muchos creen, tu mascota no ve la vida como si estuviera en una película antigua. Pese a que no son capaces de distinguir todos los colores que vemos los humanos, sí que detectan el azul, el amarillo y todas las variantes del gris. Lo que ya les resulta más difícil es distinguir tonos cálidos o parecidos (rojo, rosa…). En cualquier caso, sí: tu peludo amigo de cuatro patas también ve el mundo a color.

× Mover la cola NO solo significa que estén contentos

A pesar de la creencia tan arraigada de que ver a un perro agitar el rabo es sinónimo de alegría… ¡ten cuidado! No siempre que un can mueve su cola es en señal de felicidad. Para estar seguros de su estado de ánimo hay que fijarse en otros factores (por ejemplo, si su pelo se encuentra erizado). El comportamiento de los perros varía dependiendo de la situación, por lo que es importante no asociar siempre con la alegría el movimiento de su cola. Conviene recordar que es una parte del cuerpo por la que comunica emociones fuertes y, si bien la felicidad es una de esas emociones, también puede simbolizar agitación, ira…

× Los perros NO huelen el miedo

¿Cuántas veces has oído eso de “no te asustes, que los perros pueden oler tu miedo”? Está claro que es una creencia muy extendida… pero no por ello es cierta. El olfato es el sentido más importante y desarrollado de los perros; es por ello que ha surgido esta falsa idea de que es capaz de detectar el temor de una persona. A pesar de la asombrosa cifra de 200 millones de receptores olfativos que un perro tiene en las fosas nasales, no hay evidencias científicas de que sean capaces de “oler el miedo”.

× Comer huesos NO fortalece su dentadura

Suele decirse que es bueno que los perros mastiquen huesos porque se tiene la idea de que, de esta forma, su dentadura se mantendrá afilada y limpia. No obstante, hay que tener en cuenta que hay determinados huesos que pueden resultar perjudiciales. Ten en cuenta que, al morderlos, los huesos se astillan. Tal vez la ingesta de huesos astillados provoque daños en el organismo (cortes en la lengua, atragantamiento o perforaciones intestinales…). Así pues… ¡cuidado a la hora de ofrecer un hueso a tu mascota!


Interesante, ¿no es cierto? Esperamos que este listado de mitos haya contribuido a borrar por fin de tu mente algunas creencias de lo más extendidas… ¡y equivocadas!